Esperando a nuestra pequeña princesa

Hello people!

Sé que hace unos días que no estoy mucho por aquí pero es que no estoy teniendo mucho tiempo para poder sentarme delante del ordenador para poder contaros todo lo que acontece últimamente en mi vida.

que-significa-un-cambio-de-actitud

Para los que me seguís en mis redes sociales no os pillará muy de sorpresa, pero para los que sólo me seguís a través del blog seguramente sí, por eso quiero compartir con vosotros esta entrada tan especial para mi.
Como es obvio por el titular de este post, si estoy embarazada de 38 semanas casi casi a puntito de verle la carita a mi princesa.

sandra-premama-18

Este embarazo ha sido toda una sorpresa para nosotros ya que no esperábamos que todo fuera tan rápido y menos de manera natural como ha sido, ya que como sabréis nos costó mucho nuestro embarazo anterior. Es una niña muy deseada que llega a nuestras vida es un gran momento personal para nosotros. ESTAMOS INMENSAMENTE FELICES y eso creo que es lo que transmitimos al universo.

No sólo nosotros estamos ilusionados con este gran momento que tendrá lugar en breve sino nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo que se han volcado en esta pequeña desde el momento que fueron conociendo la noticia y que la quieren y la esperan con los brazos abiertos, será una niña muy consentida ya lo sabemos. A todos muchas gracias de todo corazón sabemos que estáis para lo bueno y lo no tan bueno, os queremos muchísimo.

sandra-premama-64

Durante estos casi 9 meses hemos pasado por varias fases y preocupaciones varias, no sólo por los miedos lógicos de la perdida de mi embarazo anterior sino también porque se nos fue complicando un poco la cosa a medida que llegaba esa semana 28 que tanto miedo me daba.
En la cual tuve que coger la baja y hacer un poco de reposo para ver si todo finalmente se arreglaba.

Tengo que reconocer que no ha sido un embarazo tranquilo ya que con nuestros antecedentes estás siempre en alerta constante, aunque también he disfrutado mucho de esta etapa, pero es cierto que hasta el susto grande que pasamos en la semana 28 no me dí realmente cuenta que somos nosotros mismos los que bloqueamos nuestro cuerpo con nuestra propia mente.

f2a721fa7c7dbfe3bc593717eb911e86

Hemos tenido un seguimiento brutal durante estos casi 9 meses, nos controlaban cada 15 días en prematuridad y a la semana siguiente en CIR (crecimiento intrauterino retardado) para que no se repitiera una supuesta problemática similiar a la anterior.

Tengo que agradecer al equipo médico que nos ha atenido fantásticamente durante todo este embarazo y el anterior, es cierto, que a veces se miran demasiado las cosas y da lugar a preocupaciones innecesarias, pero bueno lo importante es que todo va perfectamente y mi niña nacerá pronto.

sandra-premama-22

Quisiera hablaros un poco de lo que yo pasé en la semana crucial donde perdí a mi bebé, ya que creo que esto puede ayudar a otras mamás y papás que estén pasando por una situación similar.

bloqueo-emocional

Cuando has pasado por una perdida como la nuestra y vuelves a estar de nuevo embarazada, todo pasa a un segundo plano, no te permites disfrutar de cada instante, no por nada sino principalmente por el miedo a que vuelva a ocurrir.

Ya te pueden decir que todo va bien y que tu embarazo es normal, pero hasta que no pases la semana crucial no estarás tranquila, o eso es lo que tu piensas.
Cuando llega ese momento, estas nerviosa, aunque tu te pienses que no, porque nuestro inconsciente actúa tanto en sueños como cuando estás despierta, sigue en alerta.

Pues bien, llego nuestra semana como ya os comentaba y nuestra pequeña empezó a no crecer “lo que se considera normal”, osea que estaba por debajo del percentil que le tocaba, aishhh los dichosos percentiles quien los inventaría, cuanto daño están haciendo a las tan ansionas/preocupadas madres.

f2a721fa7c7dbfe3bc593717eb911e86

Y ahí empezó mi agonía y desesperación, si ya lo sabía yo, salió mi ego, el ves ajaaa te lo dije, no puedo tener un embarazo tranquilo.
Así que nos dijeron que tenía que cogerme la baja inmediatamente para ver si todo iba bien, pero fue de mal en peor, las semanas siguientes todavía nos preocuparon más diciendo que podía haber una serie de problemas en la formación del bebé o un posible virus en la placenta, así que llegamos a la semana 32 con un sinfín de posibles enfermedades o problemas que no nos planteábamos hasta ese momento.

Yo lo único que quería era saber era si mi hija estaba bien, si era más pequeña no me importaba pues los bebés luego crecen sin problemas. Así que decidí cambiar el chip, esa semana hablé con mi marido y le dije se acabó, si tiene que pasar algo pasará igualmente, tengo que estar fuerte y bien, mi hija me necesita, el miedo me esta consumiendo y hace que ella no crezca lo suficiente, la estoy bloqueando.

nadie-puede-haerte-sentir-inferior-sin-tu-consentimiento-1

Así que hablé mucho con ella, pues ellos desde nuestro vientre nos escuchan y sufren con nuestros estados de ánimo, le pregunte que necesitaba, que estábamos muy preocupados por ella, que la queríamos mucho y que iba a hacer por ella todo lo que estuviera en mi mano para cuidarla siempre, la mime cada día un poco más que el anterior, así hasta que llegamos a la visita.

Cuando llegamos a la consulta nos vieron nuestras caras de preocupación y nos dieron muchos ánimos y quitaron importancia a todo lo que nos había acontecido hasta el momento, cuando nos hicieron la ecografía nuestra pequeña había engordado 400 gramos en una semana y todos esos posibles problemas ya no eran tales, sino que había mejorado muchísimo, incluso me preguntaron que era lo que había hecho durante esa semana, nada simplemente ser MADRE y disfrutar de mi bebé a cada instante, permitirme disfrutar de ella.

eresunabellamadre-ii

Eres madre desde el momento que concibes a tu bebé y no somos conscientes de ello muchas veces, podréis pensar que eso fue una casualidad de la vida y un sinfín de cosas, yo hace mucho tiempo que dejé de creer que las casualidades existen, todo pasa por alguna razón y el miedo nos bloquea y no nos deja seguir, así que permítete tener miedo, no pasa nada, llora, patalea todo lo que necesites, pero sigue tu camino con ese miedo no te pares ante las circunstancias pues de todo ello se aprende, será tu mejor aliado en ese duro momento.

Espero que este pequeño relato de mi vida os sirva para seguir adelante ante cualquier adversidad que nos depara el universo, cada día es único, son 24 horas que no se volverán a repetir y de las cuales hay que disfrutar cada segundo.

marifernandez_logo_web-resolution

Por cierto las fotos que habéis podido ver, son un reportaje de premamá que me hizo mi amiga Mari, si estáis pensando en haceros un reportaje familiar, premamá o newborn ella lo hace genial, os dejó su página para que podáis ver que maravilla hace, Mari Fernandez Fotografia

Mil gracias a todos los que me seguís, espero que os haya gustado la entrada de hoy, nos vemos pronto en otro post.

lips_png6231

 

8 comentarios en “Esperando a nuestra pequeña princesa

  1. Muchas gracias por contar tu experiencia! Me ha encantado y nos ayuda a las parejas que estamos buscando (o ya esperando) un bebé arcoiris.
    Yo estoy en la búsqueda y a veces solo veo lo negativo, el miedo y la angustia que pasaré cuando llegue el momento 🙁
    Gracias! Un abrazo. Qué disfrutes la recta final y la llegada de tu princesa

    • Mucho ánimo María, es un largo camino y a veces duró pero estoy segura que lo conseguirás. Además piensa que no estas sola muchos angelitos velan por nosotros desde dnd están, son energía y la energía nunca muere.

Deja un comentario