Lactancia materna II: Grietas, agarre y posibles soluciones

Hello people!

Esta semana ya despedimos el mes de Mayo, y que mejor forma que hacerlo que con una nuevo post de la saga de la lactancia.

En este post os sigo contando mi experiencia, con él espero que os sirva de ayuda para las que emprendéis esta nueva etapa o incluso podemos abrir un debate para aquellas estáis en plena lactancia o ya habéis disfrutado de la vuestra.

Desde que pensaba en quedarme embarazada siempre he tenido en mente como sería la lactancia; siempre había creído que la lactancia materna era lo mejor para el bebé por sus multilples beneficios. 

Así que cuando llegó mi primer embarazo lo hablé con mi marido y le dije que quería probar con la lactancia materna, finalmente no llegó con el primer embarazo como ya sabéis, sinó con el segundo.

hmmm-clipart-8

Después de hablarlo y sopesarlo, juntos decidimos luchar por lo que creíamos era lo mejor para nuestra hija, pero siempre pensando también en mi. 

Y sí digo pensando en mi, porque el problema de la lactancia materna es que todo el peso recae sobre la madre, la teta no se la puede quedar el padre, la madre estará 24 horas a merced de su hijo.

Con la experiencias de amigos y familiares habíamos visto el desgaste que esto ocasionaba, pero de todas formas quería probar como se me daba. 

De  todas mis amigas, salvo dos, todas han optado por la lactancia artificial y es algo que me encanta, porque cada una ha decidido lo que era bueno tanto para el bebé como para ellas. 

ff0824efab303c0a5f3e1f1239c54413

Nadie te explica la realidad de lo que te vas a encontrar, ni en el embarazo, ni en la lactancia ni en lo que se refiere a maternidad en general.

Muchas mamás te dicen que es lo mejor, enmascarar una realidad que casi nadie te cuenta.

Aquí voy a ser realista, la maternidad es muy bonita pero es muy dura, apenas duermes, te duelen hasta la pestañas y tu vida da un giro de 365 grados. Te surgen dudas y miedos, te cuestionas en cada etapa lo que estas haciendo…

5a0c695a82e02d31ecb8d008

Vamos a empezar por el principio, después de un parto corto pero intenso, desde la rotura de la bolsa hasta el parto pasaron 5 horas.

Me puse a BabyAlma al pecho desde el piel con piel, el agarre parecia bueno (eso pensaba yo), al menos ella mamaba.

Tuve la subida de leche alrededor de las 30 horas de haber nacido BabyAlma; normalmente se suele tardar eso entre las 30 y 72 horas posteriores al parto.

Mi subida fue rápida debido a que tuve un embarazo y parto anterior.

15672648_1259773874066002_6099981830892295145_n

La subida fue tan bestia que me despertó de golpe un dolor de pecho horrible y con febrada incluida.
Madre mía que susto me pegué, no podía parar de temblar, tenía un frío horrible por la fiebre.
Pensé que podría ser otra cosa, que habría cogido frío durante la noche, o que se yo. El pecho estaba muy hinchado y muy duro, no me podía apenas tocar, además de que ya tenía grietas muy pronunciadas.

Como suponía que era fiebre lo primero que hice fue ir corriendo a ducharme para bajarla. Me puse agua muy caliente en el pecho para tratar de aliviar el pecho y ponerme a mi hija a mamar. Mientras tanto mi marido avisó a las enfermeras, me dieron un paracetamol y me tranquilizaron diciendo que todo era normal, que algunas mujeres les daba fiebre la subida de la leche y que ahora debía poner más a menudo a la niña al pecho para rebajar el dolor.

Entre el dolor de pecho, la fiebre, las grietas horribles que ya tenía, no sabía si aguantaría mucho más.

En la siguiente imagen os dejo una guía de la correcta posición del bebe para amamantar.

descarga

Pasaron varias enfermeras para corregir postura e incluso ver el agarre de la peque. 

Así que al día siguiente, le dije a mi marido que bajara a la farmacia que había al lado del hospital, y me comprará unas pezoneras que necesitaba que se curasen las grietas porque era insoportable.

Vienen presentadas en una pequeña cajita de plástico amarillo, que resulta muy comodo a la hora de llevarlas en el bolso.

En el hospital me dieron PURELAN, es una marca muy conocida de crema de lanolina para curar las grietas.
Es una crema natural que no es nociba para el bebé. Pero el problema de esta crema es que me taponaba las grietas y no permitia que se curasen, pero eso lo supe después gracias a una comadrona.

Nos fuimos a casa tras el alta el día 24 de Diciembre, le practicaron las prueba del talon a BabyAlma.

Así que llegamos a casa con la lactancia establecida cada dos horas, ya que mi hija había salido del hospital con 2500 gramos y no querían que perdiera más peso. Lactancia establecida pero con pezoneras, imposible quitarmelas.

Entre la falta de sueño, que BabyAlma no tenía un buen agarre y enseguida se cansaba y se dormía, al poco se despertaba porque no había comido suficiente y quería comer. 
Entre en un bucle, no descansaba y estaba todo el día con la teta al aire. Necesitaba dormir y descansar. 

Muchas mamás me decían que la lactancia debia hacerla sin las pezoneras que eso haría que mi hija luego no querría el pecho sin ellas, la pregunta de seguro que tienes buena leche, no será que se queda con hambre y la enfermera del ambulatario que fue una borde acabada.

Eso mina la poca autoestima que te queda como madre primeriza, entre el cansancio, los puntos y el vaivén de hormonas… 

Me cuestionaba todo, hasta si era normal mi cansancio… Dios que manía tiene la gente de decirte que es lo que tienes que hacer en cada momento, que fácil es ver la paja en el ojo ajeno.

Asi que sí, utilicé pezoneras, utilicé las de Medela que son las que me recomedaron las enfermeras del hospital cuando vieron mis lágrimas de dolor y que a pesar de todo quería seguir con mi lactancia materna. 

Una de las enfermeras me dijo, lo importante es el momento que estés con tu hija, la lactancia materna tiene que ser un momento único con ella, de compartir ambas, da igual si es con pezonera o sin ella, prueba con la pezonera si te va bien, cuando ya tengas curadas las grietas pruebas de nuevo sin ellas y sino pues lo importante que es tu leche la esta tomando aunque sea con pezonera.

Que importante es estar bien acompañada por profesionales que te entiendan y empaticen en esos momentos. Que te ayuden con la lactancia, que no te cuestionen.

Estoy muy agradecida porque si fuera por la enfermera que me encontré posteriormente el ambulatorio para la primera revisión de mi hija, estoy segura que hubiera abandonado la lactancia materna. Me trató fatal, me acuso de no ponerme lo suficiente a la niña al pecho ya que no había recuperado el peso con el que nació, que tenía que darle ayuda. 

Me negué diciendo que la lactancia no estaba establecida y que prefería esperar una semana más para ver la evolución, que la niña mojaba el pañal y hacía cacas en cada toma, por lo que ella se estaba alimentado.

Gracias a que no me dejé influir y a la ayuda de mi marido, porque a la semana siguiente mi hija en la siguiente revisión BabyAlma había cogido casi 300 gramos en una semana, simplemente había que esperar a que la leche se estableciera.

Para paliar las grietas me recomendó una prima de mi marido las copas recoletoras de leche de Medela,

Con ellas conseguí que el pezon pudiera respirar y así curarse las horribles grietas que tenía, que de verdad daban miedo. Mientras estaba en casa tenía siempre el pecho al aire.

Con las copas recoletoras consigues tener el pecho seco, que transpire, ya que tiene unos pequeños orificios; así como recoger la leche que va saliendo por el pezon para evitar que esté la zona humeda.

Los discos de lactancia van bien, pero cuando hay grietas es mejor no utilizarlos ya que es una herida abierta en una zona que siempre esta humeda.

Lo que ha aprendido con mi experiencia, es que lo mejor sin duda es rodearte de buenos profesionales, buscar ayuda cuando te veas sobrepasada con dudas y miedos.

Busca un grupo de lactancia, pero uno en el que haya una matrona que te acompañe en esta etapa, es muy importante para tener la lactancia materna que deseas.

Y lo vamos a dejar aquí, porque creo que se ha extendido bastante, próximamente os contaré más cositas sobre la lactancia.

Espero que os haya gustado, venga animaros y contarme vuestra experiencia.

Nos vemos muy pronto,

Kisses.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.