Reflexión: Feliz año 2020

Hello people!

Hoy vengo después de mucho tiempo fuera, decidí tomarme un tiempo para mi, parar que falta me hacía.

Durante estos meses he tenido tiempo para todo, para reir y llorar, para disfrutar y para seguir creciendo, sobretodo a nivel personal.

Hacía tiempo que no me veía bien, que no estaba animada y que decir, pues que todo me crispaba: el trabajo, mi casa, los estudios, nada me apetecía la verdad.

Me decidí a cuidarme, mimarme, a comprometerme conmigo misma antes que con los demás, a escucharme, a sentir, a llorar cuando mi cuerpo me lo pedía, a reir. Y sobretodo a soñar, si a soñar, porque había perdido las ganas de seguir soñando.

Así que de nuevo estoy por aquí, eso sí con calma, con ganas de seguir aprendiendo pero también con ganas infinitas de disfrutar de la V.I.D.A; esa que a veces se me ha olvidado por las prisas que nos marca esta sociedad.

Empiezo el año nuevo con muchas ganas e ilusiones renovadas, con ganas de lo que vendrá, bueno para disfrutarlo y lo tan bueno para aprender. Seguiré sacando el lado positivo a aquello que me pasa, pues no sirve de nada lamentarse y maldecir, hay que coger al toro por los cuernos y VIVIR que son dos días.

Viene cosas increíbles y aquí estoy con los brazos abiertos para recibirte 2020.

¿Cómo estáis vosotros? ¿Qué tal habéis comenzado el nuevo año?

Os deseo todo lo mejor, que vuestro sueños se cumplan y que vuestras piedras del camino os ayuden a solventar todas aquellas trabas que os puso el 2019 y quedan pendientes.

Kisses.

Un comentario en “Reflexión: Feliz año 2020

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.